Mesa 5 del COE Cantonal realizó socialización

Después de haber sido convocados los propietarios de establecimientos de categoría 1, 2 y 3 que corresponden a los centros de tolerancias vespertinos y nocturnos; tales como Night club, bar y depósitos de bebidas alcohólicas, karaokes, discotecas, villares con venta de licor, licorerías, galleras cantinas y otros; la mesa 5 del Comité de Operaciones Emergentes (COE) cantonal de Chone que es la encargada de la seguridad integral de la población socializó ante los citados temas relacionados con el procedimiento para la obtención del permiso anual de funcionamiento para el año 2017.

La reunión se desarrolló en el salón de sesiones Andrés Delgado Coppiano del Gobierno Autónomo Descentralizado (GAD) Municipal de Chone, hasta donde llegaron los convocados; asistieron a esta reunión de trabajo los integrantes de la mesa número 5 del COE cantonal que es presidida por el jefe político del cantón Freddy Mendoza, Intendencia General de Policía y Distrito de Policía, Comisarías Nacional y municipal, Cuerpo de Bomberos y la Unidad de Gestión de Riesgos del GAD municipal de este cantón.

El intendente general de Policía Enrique Cano Vásquez, manifestó a los presentes la importancia, necesaria y obligatorio que es cumplir con la ley, la misma que es potestad de cada uno de los inversionistas de negocios acatar disposiciones para evitar inconvenientes aunque reconoció que no es fácil vivir en una sociedad sin contratiempos pero no es imposible indicó; pidió colaboración más que todo a los propietarios de centros de diversión nocturna y tolerancias a cerrar sus negocios los fines de semana a las dos de la mañana, contar con personal de seguridad, permiso en orden y otras cosas. El jefe del distrito policial para Chone y Flavio Alfaro Pablo Dávila les solicitó a los invitados a que se comprometan a ser parte de la seguridad ciudadana la misma que ya está contemplada en la ley.

Varios de los propietarios de negocios de las categorías 1, 2 y 3 pidieron a las autoridades mayor control. Walter Solórzano de la comunidad de Barvudal de la parroquia Chibunga y dueño de un villar y cantina, presento su malestar por cuanto en su comunidad a pesar que se han presentado inconvenientes delictivos la policía de esta parroquia no se ha hecho presenté en visitarles, mientras que Teófilo Díaz de la comunidad Rancho Viejo de Boyaca aseveró que por el sector donde tiene su negocio existen locales clandestinos y la venta de droga es un tema que azota a esta comunidad.

Los funcionarios de control e integrantes de la mesa número 5 se comprometieron a tomar correctivos, dijeron que la convocatoria a esta reunión se debe justamente para recabar informaciones de los propietarios de negocios de las categorías 1, 2 y 3 que corresponden a los centros de tolerancias vespertinos y nocturnos tales como Night club, bar y depósitos de bebidas alcohólicas, karaokes, discotecas, villares con venta de licor, licorerías, galleras cantinas y otros.

Foto 1 de 8

1/8

145
Foto 2 de 8

2/8

143
Foto 3 de 8

3/8

137
Foto 4 de 8

4/8

148
Foto 5 de 8

5/8

145
Foto 6 de 8

6/8

145
Foto 7 de 8

7/8

145
Foto 8 de 8

8/8

146