Época Precolombina.

El Valle del Río Chone, estuvo habitado por distintas fases culturales entre las que anotamos: Valdivia, Machalilla, Chorrera, Bahía, Guangala, Jama-Coaque y, posiblemente, Manta-Huancavilca. Esta última fue la que encontraron los españoles cuando arribaron a las costas centrales de Manabí.

La evidencia arqueológica actual nos muestra que este valle siempre fue poblado y que se utilizó racionalmente de manera que ocuparon las partes altas y el llano, inundable, fue aprovechado para obtener pesca, caza y en el verano se sembraban plantas de ciclo corto.

En las zonas montañosas nuestros antepasados utilizaron cuevas en las que dejaron su testimonio en petroglifos (dibujos en piedra) y en asentamientos especialmente diseñados como terrazas agrícolas, montículos y observatorios.

Asiento Hispánico.

Durante el coloniaje español en la primera mitad del siglo XVIII, la Presidencia de la Real Audiencia de Quito por medio de la Vicaria de San Gregorio de Portoviejo dispuso que en el valle de “Chonanas”, rico y progresista, se creara un asiento hispánico. Se le encomendó dicha misión al clérigo portovejense Fraile José Cedeño y Macías, quien erigió la Villa de San Cayetano de Chone el domingo 7 de Agosto de 1735, día del Patrono, según el santoral católico, quedando constituida como parroquia eclesiástica.

En aquellos días el imperio Español estaba gobernado por el Rey Don Felipe V de Borbón y era Presidente de la Real Audiencia de Quito el adelantado hispánico Don Dionisio de Alcedo y Herrera.

Con el advenimiento de los días de la Independencia y después de la Batalla de Pichincha (24 de Mayo de 1822) en que, bajo la espada del Mariscal Sucre, quedo sellada la libertad de nuestro país que pasó a formar parte de la República de la Gran Colombia presidida por el Libertador Simón Bolívar, se creó la Provincia de Manabí, de conformidad del artículo 20 de la primera Ley de División Territorial, promulgada por el Congreso de Bogotá el 25 de Junio de 1824, y la parroquia de San Cayetano de Chone perteneciendo al cantón Montecristi.

En 1827 pasó a integrar el cantón Portoviejo y luego, cuando ya éramos República del Ecuador, libre, independiente y soberana, al crearse el cantón Rocafuerte, el 30 de Septiembre de 1852 bajo el gobierno  del General José María Urbina, Chone junto a Tosagua y Calceta pasaron a formar parte del nuevo cantón.

Elaborado por: Boris L. Zambrano Cabrera.