Vivir en hermandad y seguir aprendiendo a pesar de sus años es motivante para 45 adultos mayores que forman parte del proyecto Abuelos Dignos, mismos que reciben alimentación y talleres de manualidades, acción que es apoyada por la alcaldía de Chone que preside Deyton Alcívar en un convenio con el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES).

Ser abuelo no es sinónimo de vejez ni de enfermedad, sino que es un cúmulo de experiencias, así lo explica Eitel Patricio Zambrano quien a sus 83 años de edad asiste diariamente a la Fundación Jacinta Polo, ubicada en el barrio Santa Martha, lugar donde funciona el proyecto Abuelos Dignos, donde reciben asistencia integral.

Patricio Zambrano es residente de la comunidad El Mate y hace tres años enviudó. Un compadre me visitó y me invitó a venir acá, al principio venía con cierto recelo y ahora ya no me quiero ir, porque personas cariñosas nos enseñan manualidades, nos queremos como hermanos, el alcalde Deyton Alcívar nos visita y se da tiempo para compartir con nosotros, eso es muy motivante, dijo el abuelo.

Carmen Farías Molina con 69 años de edad, dijo sentirse de lo mejor, cuenta que después de quedarse viuda pensó que la soledad se apoderaría de ella, gracias a una de sus hijas que conocía de este proyecto empezó a asistir, comenta que lo más lindo es que desarrollan su creatividad en la elaboración de manualidades como floreros, adornos para el hogar y un sinnúmero de cosas con materiales reciclables.

Aidé Zambrano Macías con 93 años a más de elaborar sus manualidades también expresa sus sentimientos poéticos ya que compone versos con rimas, que comparte en verdadera armonía.
6918
visitas
 

comentarios