Chame frito propio de la gastronomía chonense

El chame frito es un plato muy apetecido y de gran acogida por propios y extraños; su preparación es clave para alcanzar la sazón deseada y por esas condiciones especiales es de gran representatividad para la gastronomía del cantón Chone.

Lupercio Barberán García, propietario del restaurante El Típico, ubicado en el centro de la ciudad, manifiesta que desde hace 34 años que inició con su negocio, el chame no ha faltado en su mesa, lo que le ha merecido una clientela de diferentes partes del Ecuador. Asegura que este pez de agua dulce es originario de Chone y aunque en la actualidad también llega de otras provincias del país, el chame chonense es inigualable e inconfundible y se lo distingue por varias características; su color es gris, con rallas blancas en la barriga, además es gordo y la textura de su carne es asegura el ciudadano.

Para la cría del chame, se tiene que contar con gua clara, altos niveles freáticos y sombra de lechuguinos. El chame que presenta estas características se reproduce naturalmente en las sabanas o en piscinas ubicadas en La Segua, Chamiza y Garrapata, a cargo de personas que se dedican a la cría de esta especie. Por lo apetecido del plato, en la actualidad, el costo de un chame frito auténtico de Chone, tiene un costo aproximado de 7 dólares acompañado con ensalada, plátano y arroz.

Al igual que Lupercio Barberán, muchas personas en Chone, lo preparan; y en estas carnavales, el chame frito forma parte de la variada gastronomía que los chonenses y los visitantes pueden encontrar en los centros turísticos, en los restaurantes ubicados en las vías de acceso a la ciudad y en el mismo centro de la ciudad.

Foto 1 de 1

1/1

149