Tradición y cultura en el desfile folclórico del 7 de Agosto

Niños de las unidades educativas rindieron homenaje al cantón Chone, con bailes tradicionales.

Ahí, pequeños y grandes mostraron sus tradiciones y costumbres con sus atuendos y actividades cotidianas que aún se conserva en la tierra de los naranjos en flor y que sus autoridades tratan de rescatarlas para promocionarlas turísticamente.

En el desfile participaron estudiantes de los planteles educativos de toda la ciudad. Con trajes típicos y al ritmo de la cumbia chonera, Chone lindo y otras, demostraron su forma de vivir en las comunidades, las actividades como la agricultura, la ganadería, el tradicional montubio que con machete en mano, cultiva la tierra, con cítricos, cacao y demás aspectos propios de las zonas rurales del cantón y sus parroquias.

A lo largo de la calle 7 de Agosto, desde la Plaza Cívica Elio Santos Macay hasta llegar a la intersección con la calle Bolívar, miles de espectadores entre chonenses y turistas, sentados o de pie, al costado de las aceras y bordillos presenciaron del recorrido que duró más de tres horas.

La tradición por el desfile del 7 de agosto, fecha de fundación, se ha proyectato turísticamente sin dejar de lado las costumbres del pueblo que encierran una enorme riqueza ancestral.

La gastronomía en este día también movió el comercio a lo largo de la calle, un gran número de comerciantes entre locales y otros que llegaron en busca de mercado para sus productos.

Tania Cedeño Rosado (39), moradora de este cantón, afirmó "la identidad es un recurso suficientemente amplio, para recordarla siempre con estas actividades culturales", detalló quien llegó desde las 07:00 a ubicarse sobre un tramo de la calle 7 de agosto, como cada año.

Lesfia Zambrano Moreira (76), recordó “Parece ayer cuando nuestros abuelos nos contaban que un grupo de personas nobles de este cantón realizaban los trámites y luchaban para convertir a este pueblo en ciudad primordial del Ecuador, y ahora han pasado 283 años".

Carlos Zambrano dijo "somos merecedores de esta denominación, sus costumbres, tradiciones, leyendas, cultivos, gastronomía y sus construcciones en caña o madera, que por muchos años han sido nuestras cunas”, resaltó.

Foto 41 de 64 | 68